Presupuestista

Nuestro Blog

El 47% de las quejas al banco de españa son por las cláusulas suelo

Escrito por: presupuestista     2 octubre, 2014      Categorías: noticias 0

El banco de españa (bde) recibió en los siete primeros meses del año 20.826 quejas, de las que el 47% (9.925 reclamaciones) hacen referencia a las cláusulas suelo. El alto volumen de estas incidencias obligó al banco de españa a sacar a concurso su gestión, que recayó en deloitte

El aluvión de demandas se acrecienta después de que el tribunal supremo anulase las cláusulas suelo incluidas en ciertos contratos de BBVA, novagalicia (hoy abanca, tras su compra por Banesco) y cajamar en marzo del pasado año

La institución que dirige Luis María Linde recibió un récord histórico de 18.000 reclamaciones de clientes bancarios por las cláusulas suelo de sus hipotecas en el ejercicio 2013

Según la memoria anual de la institución, las quejas por este tipo de límites en los tipos de interés de los préstamos hipotecarios representaron el 51% del total (35.185)  y crecieron un 246% respecto al año anterior con una “magnitud nunca alcanzada hasta la fecha”

Las reclamaciones por topes en las hipotecas que impiden a sus titulares beneficiarse de la rebaja del Euribor continúan desbordando los servicios de Reclamación del Banco de España.

En los primeros siete meses del año, el departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones del organismo recibió 20.826 quejas, siendo 9.925 referidas a las denostadas cláusulas suelo, desvela el instituto supervisor en el Portal del Cliente Bancario.

Los datos, cuyo cómputo es de la actividad registrada hasta el pasado 22 de julio, revelan que las reclamaciones interpuestas se han disparado en conjunto un 144,54 por ciento respecto a las recibidas durante igual periodo del pasado ejercicio. A lo largo de todo 2013, el organismo recibió 35.185 demandas y un total de 17.979 eran relativas a topes en los intereses del préstamo.

Se trata de una cifra alarmante en la medida que aún supone casi la mitad de las discrepancias de clientes con su entidad financiera que llegan, por falta de acuerdo, hasta su ventanilla. No hay que olvidar que el año pasado aumentó en un 246% la incidencia.

Un volumen nunca alcanzado y que desbordó de tal forma el departamento que obligó al Banco de España a sacar a concurso la gestión de las quejas para poder resolverlas en los cuatro meses aconsejados por ley. El servicio se lo adjudicó Deloitte por un plazo de diez meses prorrogables, en competencia con Ernst & Young, Indra, KPMG y PricewaterhouseCoopers.

La firma se ocupa de toda la gestión burocrática, desde que entra la queja, administra las alegaciones e, incluso, formula una propuesta de resolución, aunque la última palabra corresponde al supervisor.

El aluvión de demandas se acrecienta después de que el Tribunal Supremo anulase las cláusulas suelo incluidas en ciertos contratos de BBVA, Novagalicia (hoy Abanca, tras su compra por Banesco) y Cajamar en marzo del pasado año.

Se trata de una condición contractual muy generalizada en las hipotecas firmadas en plena alegría inmobiliaria, cuando difícilmente se esperaba que el Euribor cayese al mínimo actual. En muchos casos el precio del préstamo se topó en el 3 o 4% para garantizar a la entidad unos ingresos mínimos si el indicador se desplomaba. Cuando el Euribor comienza a caer y los apuros cercan la economía familiar es cuando muchas familias son conscientes de lo que firmaron y los juzgados se llenan de demandas.

En una hipoteca teórica de 140.000 euros a 20 años y suscrita con un diferencial del 0,50 sobre el Euribor, el titular estaría pagando 168 euros mensuales más si su precio se encuentra topado al 3,5 por ciento.

Desaparece de la oferta

La banca se ha resistido a suprimirlas por la merma de ingresos cuando éstos escasean (BBVA dejará de recaudar 420 millones con la supresión y Abanca y Cajamar un total de 100 millones en conjunto). Sin embargo, han desaparecido del escaparate para las nuevas contrataciones, aunque el sector se garantiza ahora los ingresos con diferenciales superiores, más próximos al 1 o 2%, que al 0,5-0,6% aplicado hace años.

Son cláusulas legales como reconoce el Tribunal Supremo, que sustenta la nulidad en su falta de transparencia. Para evitar que se repita, el Gobierno modificó la ley para obligar al cliente a certificar con su puño y letra que conoce su existencia de la cláusula y la acepta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Últimos Tweets

© 2012 presupuestista.com | Todos los derechos reservados | Política de Privacidad

Interactivaclic